“Lo peor que te puede pasar es que estod hdp te quiten la sonrisa”

Crónica de llegada de artistas y poetas del Gulu Mapu (territorio al oeste de la cordillera) a un espacio autogestivo que hace poco tiempo fue desalojado por iniciativa de la Municipalidad de Gral. Roca, Río Negro. El encuentro de lecturas y música en la Biblioteca de Arte y Cultura Popular de la Estación y un recorrido que destaca la importancia de la cultura, la identidad y la resistencia en el contexto de persecución por parte de autoridades políticas y judiciales de los dos lados de la cordillera.

Texto y fotos: Jaime Carriqueo

Los días en Puel Mapu (territorio al este de la cordillera) son fríos y húmedos, estamos a un par de semanas de otra renovación del ciclo y en todo el Wall Mapu (territorio ancestral mapuche) ya nos estamos preparando para eso. 

Hace dos meses que el Espacio de Educación Autónoma Mapuche Menoko Newen, junto a otras diversidades vienen sosteniendo la recuperación de “la biblio” ante la embestida del poder político y judicial que por un capricho y antojo de la Intendenta de Gral. Roca, María Emilia Soria (Partido Justicialista) y del cuestionadísimo Director de Cultura, Ricardo La Sala” (lleva años enquistado en el mismo sillón, y son muchismos los muy buenos artistas que integran sus listas negras) buscan desalojar y reubicar a la biblio en otro lugar, para quedarse con el espacio físico que pasaría a ser un bicicletero de la Oficina de Turismo.

Siempre es grato recibir visitas del Gulu Mapu (territorio al oeste de la cordillera), mucho más si son viejos conocidos, como son David Aniñir Guilitraro, conocido como “El Mapurbe” y Javier Milanca, acompañados esta vez por Dante Loncon y Pedro de Piedra, también poetas y músicos como los primeros.Tanto a ellos como a nosotros nos resulta divertido escuchar nuestros modismos, y se bromea “caleeeta” (mucho) con eso.

Es la última fecha de la gira por Puel Mapu dónde presentan su propuesta sonora, escénica y performática qué idearon, hace más de una década, El Mapurbe y Milanca en alguna noche de aquellas cuando “El Deivid” vivía en Furilofche (Bariloche). “No hay mal que por bien no venga” dice un dicho popular y me gusta pensar en eso, y es que en estos frios dias las actividades de la biblio se realizan sobre el andén al abrigo del cuchral (fuego) generando un clima más ameno en las convocatorias.

Al espacio autogestivo no se puede ingresar por una medida cautelar de la justicia provincial. A su vez, por orden del municipio se cortó el suministro de electricidad y gas, buscando el desgaste de quienes resisten y sostiene la recuperación, una estrategia del poder político ya conocida por nosotros pu mapuche.

Algo parecido en la recuperación de la Lof Quemquemtreu en Cuesta del Ternero, cercanías de El Bolsón. La comunidad estuvo mucho tiempo sitiada, militarizada y aislada para quebrar la moral de la gente, además por estás horas se reactivó la orden de desalojo, con todo lo que eso significa. Ahí fue donde, con la veña de la ex gobernadora Arabela Carreras (Juntos Somos Rio Negro), ingresaron dos sicarios para matar a Elias Cañicol Garay iem y herir a otro peñi. ¿Si no como se explica que dos personas ajenas a la comunidad hayan sorteado un retén policial?

Hace unos años, una estrategia similar usaron los peones del poder en la recuperación de la Lof Antual Albornoz cercana a Wawel Niyeu (Ing. Jacobacci) dónde con una vil maniobra de la fiscalía separaron a las hermanas María y Natividad, pasando esta última más de dos meses resistiendo sola en una tapera de un corral, en pleno invierno con temperaturas varios grados bajo cero, abrigada solo por el cuchral y asistida por pu peñi y lamnguen que le acercaban alimentos hasta que por cuestiones de salud Natividad no pudo más.

Acá también el fuego nos da abrigo y harto newen para no bajar los brazos y seguir. Así pasaron cientos de miles de días y noches nuestros cuifique che iem (ancestros) cuando esto era territorio libre de colonialismo, ese que como dice Mapurbe “opera 24/7, sin descanso”.

Tener un fuego encendido a escasos metros de las vías del ferrocarril construido por los ingleses luego de la invasión del ejército argentino a nuestro territorio, y en el corazón de la ciudad que lleva el nombre del genocida, ese mismo que dice admirar el imbécil que preside este país, es un acto político de pura resistencia, pero sobre todo de tenaz persistencia.

Dice el Deivid que en esta gira se llevan mucho cariño de la gente que se acercó a verles, que saben todo lo que movilizaron con su visita, con su zungu (palabra), con su propuesta y que por momentos se vió envuelto en un universo de conversaciones por demás interesantes, y es que el peñi es muy querido por el Puel Mapu y en esta última doble fecha había que venir a brindar su newen (fuerza)  a este espacio cultural que alberga a infancias, jóvenes y mayores de esas diversidades y disidencias que en las instituciones verticalistas no tenemos cabida. 

Hace mucho tiempo que no veía al Mapurbe.Me recuerdo caminando junto a él y otros peñi en un barrio rural de esta ciudad en busca de algun brebaje. Éste último tiempo sólo sabía de él por noticias que llegan del otro lado, así nos enteramos del grave accidente que tuvo hace unos años con una herramienta mientras trabajaba y que derivó en la amputación de su mano izquierda. 

Me cuenta que el “síndrome de miembro fantasma” lo tuvo a mal traer durante mucho tiempo, y si! ha de ser horrible esa sensación de tener picazón o dolor en esa parte del cuerpo que ya no está. “El fantome se ha ido acabando, pero me tuvo bien pa’ la cagaá un rato” afirma el Deivid. Hoy recuperado vuelve a Fiske Menuco (Gral. Roca) con su conversa, su poesía, carisma y alegría que caracteriza a este peñi guluche (hermano del gulumapu).

LA GIRA DEL AGUANTE 

“…Mejor bajemos a Jesús y que su sangre no nos siga culpando.
Vente Peñi Jesús, ahora que muchos están en la cárcel.
¡Mari mari Jesús!
ahora y en la hora de todas nuestras muertes,
No diga amén, diga Marichiweuw “

Fragmento de “Rogativa para que bajemos a Jesús” de Javier Milanca

De las negras y toscas columnas de hierro que sostienen el techo del andén, cuelgan hacia el Puel y el Gulu (este y oeste) varios banners reciclados que nos reparan del frío, entre esas improvisadas paredes se prepara el espacio donde los viajeros harán su presentación. Hacia el Picun (norte) están las viejas puertas de pinotea que dan ingreso a la biblio y hacia el Hulli (Sur) un par de fogones donde se calienta la comida que generosamente ofrece la visita. Vienen de presentar a ‘Los delirios…” por Cutral Co y Plaza Huincul, dos localidades petroleras del centro de la provincia neuquina que están separadas por una calle.

Allí coordinaron con el Grupo Alkitara, luego fue el turno de compartir la poesía, la música y el nguchram (arte de la conversación) en la sede de la Universidad Nacional del Comahue de la capital provincial, para luego cruzar el Leufu (río)  en dirección a Fiske Menuco donde arrancaron la última doble fecha de la gira en la Biblioteca Popular “Crecer”. La esperada juntada la abrió el muy buen grupo de rock fusión Mapuche “Tralkan Lef ka choyke ñi pu inanieketew” (Tralkan Lef y los seguidores del choique). Proyecto musical liderado por el peñi Maxi Flores, oriundo de la llamada Línea Sur, nacido en Kelüg Mahuiza (Sierra Colorada) y que como, él anuncia, la banda está compuesta por un paisano de cada pueblo.

Las letras hacen un recorrido de los viajes del peñi por latinoamérica, abordando también la lucha anti extractiva. El nombre se inspira en el rol de un lonko (autoridad) que guía, que acompaña, que fortalece y que regaña de ser necesario, haciendo un valioso aporte desde esa trinchera. Estos trabajadores de la música como se definen, se encuentran grabando con un gran esfuerzo su primer demo en los  estudios de Rodrigo Troncoso en Fernández Oro. Además, el peñi Maxi junto con su compañera Paula Moyano conforman la Compañía de Teatro “Puesto la Bandolera” girando con la obra “La Martina Chapanay” que próximamente volverá a ser presentada en Fiske Menuco.

El frío se hace sentir y sobre nuestras cabezas las palomas se amuchan en las columnas, de presentador oficia Pedro de Piedra, un tipo carismático, ocurrente y divertido, que con mucho humor levanta al público preparándolo para lo que se viene, haciendo hincapié en la importancia del afafan (grito de arenga) en lugar de los aplausos, y hasta se ensaya también un abucheo general dedicado muy especialmente al “monigote con peluca”. 

Suena la chruchruca (instrumento de aire compuesto por una caña y un cuerno vacuno) y el primero en desandar las hojas escritas es Dante Loncon, profesor de historia, poeta y productor del documental recientemente estrenado “La ternura, el llamado de la Ñuke Mapu” inspirado en la historia y memoria de Julio Huentecura Llankaleo, un joven mapuche preso político asesinado a traición en una cárcel de Santiago de Chile.  Dante nos comparte su primer poemario, titulado “Poesía pendiente”. 

Llega el turno de Javier Milanca, quien entre anécdotas para la carcajada, recuerda con cariño haber estado en otro tiempo sobre el andén, con otros poetas locales y con la lamnguen Roxana Miranda Rupailaf también guluche y poeta. Milanca retoma lo del afafan, recordando el ngulam (consejo) de un lonco guluche a pu hueche (jóvenes) “que cuando siembren,  cuando vayan al río, y hasta cuando estén haciendo a los hijos hay que hacer afafan!”

 Además, antes de la lectura de otros de sus trabajos titulado “A los peñi del Ñireco”, Milanca reflexiona sobre la territorialidad. Se detiene en ese cuento, en ese chamuyo a esta altura del partido bien flaco, que nos endilga como pueblo una nacionalidad impuesta a sangre y fuego, con prácticas de exterminio, de despojo territorial y asimilación cultural. Peor aún, insistir con una supuesta invasión teorizada bajo el título de “araucanización de pampa y patagonia”, ampliamente difundida y a su vez ampliamente refutada por la ciencia. “Hay una historia que compartimos, no existen Chile y la Argentina, es un invento de un mal inventor, existe Wall Mapu. Ni siquiera existe la Patagonia, eso es algo que podemos discutir, el Wall Mapu no se discute” dice el peñi Javier. 

Por estas horas, un par de chetas trasnochadas,Martina Lacour y María Laura Frei, presentaron un proyecto de ley en la Legislatura de Río Negro para prohibir la presencia de la Wenüfoye (bandera mapuche) en las instituciones públicas, apuntando sin decirlo a la reafirmación de la identidad de pu pichi que che (infancias mapuche) que presentan nuestro símbolo politico en las escuelas. Aún cuando cientos de pu chrafon lonco (cabezas huecas) se suman al discurso racista e intolerante me surgen algunas preguntas…¿Estos miserables leerán bien lo que escriben? Se dan cuenta que no pueden defender lo indefendible, ni moral ni legalmente? ¿Es mera torpeza o una descarada hijaputez? (Y pido disculpas a las putas que nada tienen que ver en esto).

HACERLA CORTITA, IR AL HUESO…

La gira estaba pensada para fines del año pasado, pero el clima de elecciones que se vivía por acá, con la definición de los comicios para la presidencia en segunda vuelta, donde el fascismo se hizo con el poder, truncó la llegada de los poetas, solo se pudo completar aquella vez la primera parte de la travesía (Temuco- Cutral Co-Plaza Huincul).

Es lunes por la tarde y se va la última entrega en Puel Mapu. En estos días la asamblea por la recuperación de la biblioteca viene de celebrar con un festival los dos meses de permanencia en el lugar, luego de que la municipalidad se metiera en forma violenta e ilegal al espacio, secuestrando todo el material que había adentro incluyendo una bandera Wiphala y una WenuFoye. 

Antes de la presentación del dúo Mapurbe – De Piedra, Mauro Huenchul vocero de la asamblea e integrante del Espacio de Educación Autónoma Mapuche Menoco Newen, agradeció la llegada y presencia del cuarteto guluche, resaltando la importancia de la visita para el fortalecimiento identitario de quienes transitan el lugar. 

Con un pequeño parlante y un pedal (ambos a batería) se enciende la viola de Pedro para dar paso a la voz del Mapurbe. Megáfono en mano, con una riñonera negra que cruza su pecho y al mismo tiempo sirve para sostener el muñón de su antebrazo izquierdo. El peñi, luego de acomodar sus bártulos, comienza con su relato. Sobre su lonco (cabeza) un pañuelo con la fandera (Bandera) mapuche envuelve su frente y ata su pelo por detrás. Una campera de jeans azul, que en su dorso lleva las letras de la placa Oktubre y la cara del Indio Solari,termina de completar la figura de David Añinir Guilitraro. Su poesía es cruda, intensa y picante como la de sus antecesores colegas. Su trabajo cuenta con tres  publicaciones de poemas, “Mapurbe. Venganza a raíz” (2005, 2009), “Haycuche” (2008) y ” Guilitranalwe” (2014).

Por momentos el humo se mete en los ojos provocando ese ardor que te obliga a cerrarlos, sumergiéndote aún más en el viaje sonoro que propone el dúo, con una interesante distorsión en la guitarra de Pedro para crear psicodélicas melodías, que hacen un gran complemento a la resonante voz del Mapurbe. 

“Rescatamos harto lo histriónico, en ésta creación poética hay lugar para la sátira, la ironía, el sarcasmo” reconoce el escritor y agrega “Venimos de un derrotero que allá se llamó “Pacificación de la Araucanía” y acá “La Conquista al Desierto”, cargamos ese derrotero en nuestras espaldas que son nuestros antepasados,pero aún así lo peor que te puede pasar es que estos HDP te quiten la sonrisa, el derecho a hablar, el derecho a discernir como veis, presentís y proyectai en tu propia vida” y completa la idea diciendo que “eso lo tiene bien instalado la creación sonora, musical, poética que es desdoblar un poquito los sentidos de la razón, por eso no estamos muy anclados en la razón nosotros. Es más visceral, es más corazón, es más emoción, es más nuestra propia historia…pucha!” “Nos ha pasado que entregamos este puñado de expresiones y logran dar sentido porque somos de un humor medio oscuro, medio ácido, quizás desagradable para ciertos lugares de poder, claro que si pu! Por supuesto que ellos no se van a reír con lo nuestro, pero si nuestra gente, y sobre todo no hay mayor resiliencia en un pueblo que reírse de sus propios dramas, con el afán de que esto se pueda revertir y de ahí una proyección con más animosidad, con más newen (fuerza) diríamos” afirma el Deivid, con sus modismos bien marcados, esos que tienen los nacidos y criados en la periferia de la metrópolis santiaguina.

Y es que sus mayores migraron a la gran urbe en busca de otra vida, su kupalme (procedencia) viene por un lado Hulliche de Puerto Montt y por el otro Nagche (comunidades mapuche que habitan la tierra de los llanos o bajos en Gulumapu) de la zona de Choll Choll-Temuco.

El Mapurbe comenzó con la escritura siendo muy chico, con apenas once años cuando debía transcribir en cartas lo que su madre dictaba para saber cómo estaba su hermana en el campo, luego de más de diez años sin tener contacto con ella. Allá, su prima, un poco más grande que él, hacía lo mismo con su madre analfabeta. Así, intercambiaron escritos una vez al mes para saber como estaban, para contar lo cotidiano, el estado de los animales, o para contar también que bajó un helicóptero con muchos milicos en tiempos de dictadura.

Recuerda además, cómo se enviaban mensajes en la radio para avisar que alguien viajaba, para que se lo espere en tal o cuál lugar, así como sucede acá, donde los mensajes al poblador de Radio Nacional son fundamentales, cumpliendo ese medio de comunicación un rol social como ningún otro para poder sostener la permanencia en el territorio. “Somos de un pueblo ágrafo, y estamos incorporando tecnología como un nuevo caballo de Lautaro, yo creo que mi caballo es mi poesía.”

 Antes de finalizar su presentación Mapurbe agradeció el espacio, sintiéndose honrado de comunicarse con gente de los territorios, con la gente que está activando desde la creación, la revisión histórica y el activismo social. “Sabemos dónde estamos, sabemos que este Centro Cultural está padeciendo el acoso del poder, le llaman usurpación los HDP! ¿Con qué cara? Un centro cultural que está haciendo un trabajo social transversal a la población que hoy llegó a vivir ésta experiencia sonora. Este es un plan oscuro de todos los Estados, esto si que es oscuro! No solo sobre los pueblos originarios, también sobre la población que sabe organizarse y proyectar su propio futuro”.

“MILEI Y LA CLASE POLÍTICA VEN A CHILE COMO EL MODELO BIEN TERMINADO DEL NEO LIBERALISMO”

En Argentina, el senado aprobó éste último miércoles doce de junio el proyecto de Ley Bases, lo que representa un triunfo para el gobierno nacional, que debió recurrir a todo tipo de chanchullos ya conocidos para tener la colaboración de una gran parte del arco político y así lograr su cometido.

Con una feroz represión, desatada en la afueras del Congreso, para dispersar a la población que ejerció el legítimo derecho a manifestarse en rechazo a este nefasto plan de entrega, de miseria y hambre, mientras se daba tratamiento en la cámara alta, el gobierno busca victimizarse acusando a la población de golpista y de sedición, trasladando a meros manifestantes apresados al voleo a cárceles comunes.

Por estás horas una parte de los detenidos están siendo liberados, denunciando que sufrieron todo tipo de vejaciones en el actuar represivo. Aún resta la liberación de los últimos cinco detenidos. Una clara muestra de las prácticas de terrorismo de Estado que aplica el gobierno en conivencia con el Poder Judicial, encarnado en la figura del Fiscal Stornelli, acusado y procesado por varios hechos de corrupción, y que lleva más de treinta años al frente de la Fiscalía Federal N 4 de Comodoro Py. Este conocido funcionario, está armando causas a pedido del Ministerio de Seguridad que dirige Patricia Bullrich para infligir miedo y temor en la población ante futuras y probables protestas.

En octubre del año 2019, una gran cantidad de estudiantes saltaron y evadieron masivamente los molinetes ante el aumento del transporte público de subterráneos en Santiago de Chile. Esto derivó en un estadillo social histórico que posicionó en el mundo a la sociedad chilena a la vanguardia de la lucha por una sociedad más justa, con una posibilidad enorme de transformación ante importantes e históricas demandas de la población, como el derecho al agua, a la tierra, con la posibilidad concreta de atender las demandas de las diversidades, el feminismo y los pueblos originarios.

Pero la realidad muestra que los cambios que se produjeron a nivel político y constitucional no fueron los esperados, además hubo cientos de presos políticos y heridos con trauma ocular,  pérdida de visión en un ojo, y hasta en algunos casos con ceguera total porque las fuerzas represivas disparaban muy cobardemente a la cara.

“En 2019, se generó allá un revuelta importante que hizo que hoy estén instalados en el poder el Partido Comunista, la Concertación y Gabriel Boric y aún así tenemos a Héctor Llaitul, el primer preso político condenado a más de veinte años! CTM! …eso es algo que no esperábamos, ni con Piñera, ni la Concertación! En el Pueblo Mapuche hay una paleta de diversidades en la lucha, no existe una unidireccionalidad, existen un montón de formas que corresponden a la libertad de los pueblos, ellos encarcelan a una representación que consideran la más extrema” reflexiona el Mapurbe, y sostiene  “lo que nosotros pretendemos es transformar nuestras realidades comunitarias y lo que está sucediendo acá tampoco es nuevo, nosotros sabemos del daño, sabemos de desaparición, lo que está pasando aquí la mapuchada ya lo tiene, los muertos los ponemos siempre nosotros! Auschwitz no fue el primer campo de concentración, antes estuvo Valcheta”.

Para terminar el nutram antes de volver al Gulu Mapu El Deivid afirma, “me parece que Milei y la clase política ven a Chile como el modelo bien terminado del neoliberalismo, o sea el modelo instalado por EE.UU luego de los años sesenta que hizo que Chile sea el tubo de ensayo de la avanzada a nivel mundial del neoliberalismo. Cuando se quiso revertir ese modelo bombardearon a un presidente en la moneda! Al presidente Salvador Allende, y luego vino Pinochet, y quienes vinieron después? Estos gobiernos mamones y que les vas a pedir? “Hay que recordar que en la revuelta el pueblo salió a la calle sin banderas de ningún partido, me gustó ese grito, una suerte de afafan pero de la calle… “El pueblo unido, avanza sin partidos” y así fué, y sabés qué bandera había hermano mío? La wenu foye, ninguna otra.”

2 comments

  • Maite
    7:31 pm

    Muy buena nota, gracias p escribirla y compartirla!

  • José Luis Dávila
    7:31 pm

    Excelente registro y reflexiones peñi. Gracias

Deja un comentario